Teoría del espejo

LA AMADA/ODIADA TEORÍA DEL ESPEJO

Es la herramienta que más utilizo en conversaciones últimamente. Quizás por las incansables ganas de etiquetar e intentar describir a las personas que tenemos cerca y lejos, lo cuál me parece fantástico e inquietante.

He leído mucho sobre este tema y de las frases más utilizadas son:

 ‎“No vemos a los demás como son, sino como somos nosotros.” IMMANUEL KANT.

“Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.” HERMANN HESSE.

“Usted puede saber más de una persona por lo que dice de los demás, que por lo que los demás dicen de ella.” LEO AIKMAN

“Muy a menudo, lo que encontramos difícil en los demás es precisamente aquello que no hemos resuelto dentro de nosotros mismos. Si lo hubiéramos resuelto inicialmente, nunca se hubiese convertido en un problema crónico.” ROBERT DILTS

“Quizás cuando me criticas estás criticando, en realidad, a las partes mías idénticas a las que no te gustan de ti. Una piedra nunca me irrita, a menos que esté en mi camino.” JORGE BUCAY

 

 

 

 Es un mecanismo psicológico que tenemos y hace que atribuyamos sentimientos, estados, pensamientos de nosotros en otra persona. ¿Sino por qué cuando una persona entra en nuestro grupo somos capaces de decir si es amable, rencoroso, gracioso y otro del grupo diga cosas diferentes como que es tacaño, callado y distante? Nos referimos a la misma persona y cada uno es capaz de ver características diferentes. La explicación está clara, vemos lo que nosotros proyectamos en esa persona, realmente nos estamos describiendo a nosotros mismos. Deberíamos analizarnos y a través del espejo descubrir estados prolongados de conciencia propios.

¿Seríamos capaces tal vez de ver algo en alguien que nosotros no tenemos y no conocemos?

Esta teoría  va más lejos y habla del rechazo a determinadas personas. ¿Por qué rechazamos a gente de nuestro círculo o nos caen mal? Solemos ver actitudes que no nos gustan en otras personas e incluso llegamos a sentir rabia por ellas. Esto nos indica algo que rechazamos y no aceptamos de nosotros mismos.

Cuando me lo explicaron así, rápidamente pensé en que me daban rabia los tacaños, y era incapaz de pensar que yo lo fuese, siempre me he considerado espléndido. Fue cuando me dijeron y acabé entendiendo que no se puede ser la una sin la otra. Es como una sudadera, una única prenda, la cuál yo elijo mostrar la parte de delante, y ocultar la de atrás. La sudadera en este caso sería el concepto, la característica, por ejemplo la de dar dinero. Yo tendía a mostrar en extremo el espléndido, rehuyendo y escapándome del tacaño. Acabé entendiendo que si mostraba que era espléndido era porque llevaba dentro un gran tacaño(me costó tiempo y trabajo asimilarlo), simplemente tuve que identificarlo, una toma de conciencia, trabajarlo con el coaching  y equilibrar mi sudadera .

Cuando algo no te da rabia, es porque lo has aceptado dentro de ti,  y entiendes y empatizas con alguien que lo pueda ser.

Sólo os pido que leáis ésto detenidamente, penséis en vuestros casos  y la próxima vez que algo os de rabia o sintáis rechazo miréis de qué parte va vuestra sudadera.

Teoría del espejo

¿Qué ves en ella?

 

 

 

 

Juan L. Resina

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *